Columnas CONCIENCIA CIUDADANA

Héroes de nuestro tiempo

Reza una frase de Paul Claudel, poeta y dramaturgo francés: “La juventud no fue hecha para el placer, sino para el heroísmo.”

Por Anita B. de Ochoa

Reza una frase de Paul Claudel, poeta y dramaturgo francés: “La juventud no fue hecha para el placer, sino para el heroísmo.” El sábado pasado, un joven polaco de 15 años, llamado Jakub Baryla, está siendo aclamado como  héroe, después de atreverse a bloquear una nutrida marcha de orgullo LGTB de en la ciudad de Plock, con tan solo un Crucifijo y un Rosario en la mano.

¿Qué lo hizo actuar así?  El ver como los manifestantes sin  respeto alguno,  entre  gente semi desnuda y actos obscenos, levantaban un ícono blasfemo de Nuestra Señora de Czestochowa, -Patrona de Polonia- y profanaban la Bandera Polaca, colocando un arcoíris sobre ella.  Una forma valiente de defender su fe católica y el amor a su Patria.

Hoy nuestro mundo necesita de jóvenes así, valientes, decididos; jóvenes con ideales, pero también con formación, capaces de luchar y defender el bien común, principios y valores, fundamento de cualquier sociedad sana. Hoy se habla mucho de valores, pero  que poco se viven; los valores más que mencionarlos hay que vivirlos.

¿En dónde se forman jóvenes sanos, con ideales trascendentes, capaces de defender el bien y la verdad? 

Ese lugar es  la familia; cuando los padres,  conscientes de la enorme responsabilidad que cada hijo representa, son congruentes con lo que dicen y hacen,  se esfuerzan para que los valores  se vivan en casa, el respeto entre hermanos, el agradecimiento, la ayuda, la obediencia, el orden, todas esas virtudes que se desarrollan a diario, y que los vacunan contra lo que el mundo les presenta: modas que pretenden justificar porque “todos lo hacen”, falta de autenticidad, al convertirse en copias al carbón de artistas de telenovelas o ídolos de pacotilla que admiran, haciéndolos caer en la trampa del hedonismo, placer, drogas, libertinaje, etc.   Afortunadamente existen, y cada día son más, jóvenes bien formados, dispuestos a  trabajar y defender lo importante.

En la Asamblea General de la OEA en Julio pasado, miles de jóvenes de varios países, entre ellos el nuestro,  lograron un triunfo muy importante, ante las políticas de adoctrinamiento ideológico de género que ese organismo impone a los países latinos en vías de desarrollo. Ahí jóvenes preparados y valientes se enfrentaron a la representante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos Esmeralda Arosemena, exigiéndole   en su cara, respeto para sus países, aclarando también que las recomendaciones que la CIDH hace, no son vinculatorias, por lo que son ilegales sus amenazas de retirar o condicionar recursos a  países que promueven y defienden la Institución de la familia natural y el respeto a la vida del no nacido en sus leyes.  

Cuando en su intervención, la Comisionada Arosemena fijó su postura, declarando que los gobiernos que defienden la familia y al niño por nacer, eran una mayor amenaza que los que mantienen a sus pueblos oprimidos, hambrientos, y sin acceso a la salud, la respuesta de los jóvenes, fue tan contundente, valiente y decidida que no le quedó más, que aceptar su derrota. Sin duda una victoria esperanzadora de éstos jóvenes, verdaderos héroes de nuestro tiempo.

¡Mujer Mexicana forja tu Patria ¡

* La autora es consejera familiar. 

Comentarios