Estilos

Es por esto que tu bebé se despierta durante la noche

Y no todo son malas noticias ...

Avatar del

Por Tomada de la red

Uno de los mayores problemas con los que tiene que lidiar un nuevo padre es dormir todo lo que necesita.(Tomada de la red)

Uno de los mayores problemas con los que tiene que lidiar un nuevo padre es dormir todo lo que necesita. | Tomada de la red

Uno de los mayores problemas con los que tiene que lidiar un nuevo padre es dormir todo lo que necesita. Es particularmente frustrante cuando oyes hablar de bebés milagrosos que duermen la noche entera desde el primer momento. Solo para tranquilizarte: si tu bebé se despierta cada dos horas, formas parte de la mayoría: un club global de padres privados de sueño.

Para una madre o un padre agotados, lograr que un bebé duerma toda la noche puede parecer el rito de iniciación más emocionante en toda la vida de su hijo. Sin embargo, la ciencia nos dice que hay cierta lógica en por qué nuestros pequeños se despiertan con tanta frecuencia, según un informe de Patrick Smith para BuzzFeed.

“Los bebés humanos no están diseñados para dormir durante largos períodos, no es bueno para ellos, y no hay absolutamente ninguna evidencia de que alguien tenga algún beneficio de tener un hijo que duerma más y de manera constante”, explica Peter Fleming, profesor de Salud y psicología del desarrollo en la Universidad de Bristol en Inglaterra.

Darcia F. Narváez, profesora de psicología en la Universidad de Notre Dame, señala que ningún ser humano está diseñado para tener un sueño profundo de ocho horas. Ella nos recuerda que en tiempos prehistóricos, cuando nuestros antepasados estaban ocupados cazando y reuniéndose, podían dormir unas pocas horas aquí y allá.

Narváez también dice que los bebés humanos no están necesariamente listos para el parto al momento del nacimiento. Si piensas en otros mamíferos, pueden caminar al nacer, o al menos tambalearse. Nuestros preciosos bebés siguen siendo solo eso, preciosos. De hecho, Narváez llega a decir que un recién nacido humano sigue siendo como un feto al nacer.

“Entonces, eso significa que pretendes mantener a ese bebé tranquilo mientras los sistemas cerebrales están terminando de conectarse, porque solo tienen el 25% del tamaño del cerebro adulto desarrollado, y muchos sistemas aún no han establecido sus umbrales y parámetros. Necesitan un buen cuidado, como en un útero o nido externo. Lo llamamos nicho o nido de desarrollo evolucionado”.

Fleming también explica cómo la biología tiene mucho que ver con los patrones de sueño. Los adultos tienen ciclos de sueño de 90 minutos, mientras que los bebés tienen ciclos de solo 60 minutos. Los adultos pueden volverse a dormir mucho más fácilmente que un recién nacido, que podría preocuparse y estar inquieto, y luego entrar en pánico.

Y hay aún más lógica para las necesidades nocturnas de nuestros bebés: ¿Algunos bebés tienden a dormir todo el día y luego de repente, a las 6 de la tarde, necesitan comer cuando tu estás dedicado a la hora del baño y los deberes? Bueno, tu bebé sabe que estás cerca y que puedes ofrecerle algo de atención.

Como nos recuerda Fleming: “En realidad, biológicamente, es una gran ventaja porque recibirán más atención de sus dos cuidadores principales en ese momento del día que en cualquier otro, porque hay menos distracciones”. Desde un punto de vista biológico, lo que hace el bebé es completamente normal y sensato. Simplemente no encaja con nuestras expectativas del siglo XXI“.

Curiosamente, Fleming también señala que, si bien nuestros estilos de vida no facilitan el contacto constante entre la madre y el recién nacido, en países de África y América del Sur, una madre lleva a su bebé con ella todo el día. El bebé llama cuando lo necesita y puede amamantar fácilmente. Si bien esto podría no facilitarnos la vida, tiene cierto sentido ese estrecho vínculo desde el nacimiento.

Ahora, si toda esta ciencia no te hace extender la mano y querer abrazar a tu recién nacido, hay algunas otras cosas interesantes que una mamá o un papá con falta de sueño deben tener en cuenta, y puede que incluso estén agradecidos de que sus bebés estén llamándoles durante la noche

Fleming descubrió que había un vínculo directo entre la inteligencia, la salud mental y los bebés que se despertaban. Es más probable que tu bebé activo durante la noche tenga “mayor empatía y más autorregulación, mayor conciencia y un estudio demostró que tenía más capacidad cognitiva y menos depresión”, informó Fleming.

Entonces, cuando intentas dormir y tu bebé se pone a llorar, consuélate sabiendo que le estás ayudando a convertirse en un adulto emocionalmente inteligente. Y si no, es posible que quieras rezar un poco a Santa Filomena, la santa patrona de los bebés, para pedir un poco de ayuda.

Puedes leer el artículo completo de Buzzfeed aquí y para obtener más información sobre los bebés y sus hábitos de sueño, aquí tiene acceso a las publicaciones del profesor Fleming y las de la profesora Narváez.

En esta nota
  • Bebés

Comentarios